Educación

TODO LO QUE HAY QUE SABER SOBRE EDUCACIÓN EN 10 CAPÍTULOS .HAZ CLIC

Capitulo 1. Bienvenido a casa!

Lo primero nada más llegar a casa es colocar a nuestra mascota en el lugar que será su hogar, su jaula, bien limpita y preparada con su pienso agua y heno. Procurad tenerlo todo antes de traer al animal a casa porque cambiarlo de jaula puede crearle problemas de adaptación. El lugar de la jaula también debemos planificarlo con antelación; cuidado con corrientes de aire, o que le de el sol directamente, que no sea un lugar caluroso ni muy frío. Debe estar un poco apartado de las personas pero no aislado porque se deprimiría.

Mucha gente siente lástima de encerrar a su conejito entre barrotes pero debemos pensar que de esta forma estará más seguro que en ningún otro sito y nadie le podrá hacer daño ni el se podrá escapar o realizar comportamientos peligrosos con objetos peligrosos. Su jaula es para él el lugar más seguro y cómodo. Por las noches o cuando no le podamos vigilar siempre debe estar en su jaula.

Los tres primeros días haremos como si no estuviera, todo a su alrededor debe ser agradable sin sonidos fuertes, sin molestarle, para facilitar el proceso de adaptación. Algo que debemos evitar por encima de todo es estresar al animal. Nada de achuchones ni de moverle o cogerle. Pueden incluso llegar a enfermar debido al estrés que sufren estos primeros días de aclimatación.

Capitulo 2. Confía en mí!

Siempre le hablaremos con voz agradable y le respetaremos porque es un lugar nuevo y porque somos como gigantes para él y además no conoce nuestras intenciones. Como estaríais vosotros en esa situación? Siempre debemos ponernos en su lugar para imaginarnos lo que sienten y lo que quieren.

Además si tenemos otro animal en casa debe mantenerse al margen para no asustar al nuevo miembro de la familia, las presentaciones a su debido tiempo!

Su primera reacción es de esconderse, protegerse de nosotros, así que le tenemos que demostrar que puede confiar en nosotros, que le queremos y somos sus amigos. Y para ello debemos ser pacientes y amorosos, nunca forzar o reñir porque de esta forma nos cogerá manía. Ofrecerle comida es un buen incentivo, se la enseñaremos ,sin hacer movimientos bruscos, para despertar su curiosidad y atraerle hacia nosotros. Si este paso se supera con éxito podemos muy despacito hacer un intento de caricia en la frente. Si en cualquier momento el conejito se asusta o se retira hay que empezar de nuevo el proceso.

Capitulo 3. Pipis y cacas en la bandeja!

Queréis que siempre acuda a su bandeja para hacer el pipí y la caca y no lo haga en cualquier lugar? podemos enseñarle!

Primero lo soltaremos en una habitación no muy grande y que sea segura. Normalmente los conejos eligen una esquina, la que más les gusta, para hacer sus necesidades. Fíjate donde lo hace y ahí colocaremos la bandeja.

Cada vez que lo haga bien o veas que intenta hacerlo pero no le acaba de salir recompénsale con comida y alabanzas. Si se equivoca y lo hace en otro lugar dile NO!, y rápidamente lo colocas encima de la bandeja, pero has de hacerlo en ese mismo momento que esta orinando porque sino no lo asociará con la bandeja. Tampoco debes decírselo bruscamente porque le asustaras y cogerá miedo a la bandeja y a ti.

Cuando orine en lugares equivocados recuerda limpiar bien el sitio con limón o vinagre para eliminar el olor que le puede llevar a repetir.

Si la bandeja esta impregnada con su orina le resultará más fácil aprender, así que al principio no la limpies para que recuerde que ahí sí que se puede orinar.

Los conejos machos tienen tendencia a marcar el territorio sobretodo a partir de los 4 o 6 meses de edad cuando se disparan sus hormonas. Así que tratarán de orinar por todas partes para marcar su territorio.

La castración facilitara el entrenamiento con la bandeja y mejorará su comportamiento volviéndolo más calmado.


Capitulo 4. De día dormir y de noche… fiesta!

Los conejos son nocturnos y veréis como se pasan el día adormilados y sin ganas de hacer nada mientras que al anochecer y al amanecer tienen ganas de divertirse y jugar.

Por lo menos necesitan salir una media hora al día para corretear y estirar las patas de lo contrario puede que no os dejen dormir.

Capitulo 5. Volver a la jaula

Cuando se acabe el tiempo para corretear le guiaremos hasta la puerta de su jaula dándole empujoncitos por el trasero o enseñándole algo de comida que le motive a entrar. Es muy importante que antes nos haya cogido confianza y no nos tema porque entonces se esconderá de nosotros y será muy difícil que se nos acerque. Recuerda no cogerle de forma brusca.

Capitulo 6. Comportamiento según la raza

Es un error pensar que según sea la raza de un conejo así será su personalidad. Cada conejo es único independientemente de la raza a la que pertenezca.

Ni los conejos de raza pura son mejores que los de raza mixta ni que las razas más pequeñas son más dóciles que las razas gigantes.

A grandes rasgos se podría decir que las razas grandes tienden a ser menos movidas que las pequeñas ,que son más activas, y que los belier y los de pelo largo suelen ser más tranquilos.

La única forma de saber como es la personalidad de un conejito es observando su conducta habitual antes de adquirirlo: como se relaciona con los demás conejos , si está relajado, si no para de moverse etc…y fijarnos bien si encaja con nuestra forma de ser y de vivir.

Capitulo 7. Comportamiento según la edad

Conejo bebé : Los pequeñines solo piensan en corretear y divertirse, no les gusta que les manden ni que les cojan, aunque eso también dependerá de su carácter. Algunos son más mimosos y buscan caricias y calorcito, otros están más interesados en explorar.

Aunque el juego es necesario para su desarrollo y personalidad, no olvides que el entrenamiento temprano es mucho más efectivo, y cuanto antes aprenda buenas conductas mejor para todos.

Conejo adolescente : Con la llegada de la adolescencia, (de 3-4 meses en razas pequeñas o 8-9 meses razas grandes), los cambios hormonales provocaran en nuestra mascota cambios en el comportamiento. Nuestro conejito se vuelve más activo, rebelde incluso agresivo, sobretodo en los machos.

Puede empezar a cortejarte ; te sigue , corre en círculos alrededor de tus pies dando zumbidos.

Para marcar su territorio orinará por todas partes y puede dejar de usar la bandeja.

Pueden gruñir arañar y morder para defenderse si invades su jaula aunque le estés dando de comer. este comportamiento lo hacen sobretodo las hembras para defender su nido.

Puede que sus buenas formas desaparezcan pero es importante mantener la calma y la paciencia, si le reñimos constantemente será peor.

Si has decidido no criar puedes castrarlo así su comportamiento se calmará y facilitara el entrenamiento.

Y si necesita actividad debemos proporcionársela con juguetes y ejercicio.

Conejo maduro : con la madurez llega la calma. Nuestro conejito se mostrará más dócil y comprensivo, habrá aprendido a no morder los muebles, a usar la bandeja etc…

Capitulo 8. El embarazo psicológico:

En algunas ocasiones una hembra adulta ,que no ha sido montada por un macho,se empieza a arrancar pelo para hacer un nido creyendo que esta embarazada. Este comportamiento esta provocado por un desajuste hormonal. Para eliminarlo podemos esterilizarla o dejar que críe.

Capitulo 9. Agresividad y destrucción

Ante todo no perdamos los nervios!. Es mucho mas efectivo decirle como ha de hacer las cosas de forma correcta que castigarle o reñirle todo el tiempo porque le volverá más agresivo todavía.

Cada vez que lo haga bien le recompensaremos con comida y cuando lo haga mal le diremos NO! y le recordaremos la forma correcta de actuar.

Si muerde muebles le enseñaremos a que muerda juguetes que sí que puede morder, y si quiere excavar le daremos un lugar adecuado con materiales adecuados para hacerlo.

Recuerda que un conejo castrado es más dócil (al menos teóricamente).

Capitulo 10. Me muerde si le cojo y acarício

Es normal que en ocasiones nuestra mascota esté un poco harta de que le acariciemos y le cojamos en todo el tiempo y arañar y morder es su manera de decirnos que la dejemos un poco tranquila.

Debemos quererlos y también respetar sus deseos y descubrir qué cosas les gustan y que cosas no les gustan.

Los conejos tienen por naturaleza una cierta fobia a las alturas. Así que respeta que quiera relacionarse contigo a desde el suelo y poco a poco cuando vaya confiando más en ti puedes probar de ponerlo en tu regazo sentado en el suelo junto a él.

Por otra parte un conejito no es un peluche así que procurad no excederos en achuchones, por muy monos que sean, porque se agobian y para ellos es como una tortura.

Novedad!

Secciones