Suelto por casa

Antes de dejar suelto a nuestro conejito debemos asegurarnos que confía en nosotros y no nos teme. Esto es muy importante porque sinó nos pasaremos el rato persiguiéndole para cogerle mientras él estará sufriendo una situación muy estresante y no podremos difrutar jugando con él.

Un rincón para él: es preferible que preparemos una habitación específica para sus salidas y no que le dejemos corretear por toda la casa. Es ideal encontrar un rinconcito y montarle un pequeño parque.

Y añádele algunos juguetes tienes ideas en nuestra sección JUGUETES


Siempre con supervisión: Además de que es necesaria para su seguridad que tenga tu supervisión mientras está suelto jugando, también sirve para que tengáis ocasión de interactuar y conoceros mejor. Si el cuidador no esta presente, este elemento se pierde. Una mascota que está siempre sola se volverá miedosa y desconfiada. Cuanto más tiempo pases con tu conjo enano y sobretodo cuanto más juegues con él más te querrá y más os divertiréis.
A prueba de fugas: Para que no se escape a otro lugar peligroso dejaremos las puertas cerradas y vigilaremos posibles agujeros de escape.

Sin cables eléctricos ni enchufes: Muchos conejos tienen instinto de morder los cables y esto es muy peligroso, por tanto retiraremos cualquier cable que pueda morder.

Las estufas y otros elementos eléctricos de calefacción: Hay que asegurarse que no se pueda acercar a ningún aparato de calefaccion o estufa ya que se podría quemar.

Cuidado con los desprendimientos: Todos aquellos objetos como figuritas, jarrones, libros, adornos… que puedan caer o derrumbarse sobre nuestras mascotas deberán ponerse fuera del alcance de los animales.

Barreras invisibles: Un animal asustado, o simplemente feliz y jugando no se fija mucho por donde corre, y aunque en condiciones normales podría darse cuenta que hay un cristal que le cierra el paso, en esta situación quizás no lo perciba.
Cuidado con las puertas y ventanas de cristal. Si pensamos mantener sueltas a nuestras mascotas deberíamos idear algún método para que pudiesen percibir estas barreras invisibles.

Productos tóxicos y venenosos: Evitar poner a su alcance elementos cuya ingestión pueda resultar peligrosa, mantener a nuestros animales alejados de todos los productos potencialmente nocivos por inhalación, ingestión o contacto.
Esto implica, en primer lugar, que hay dos habitaciones prohibidas para nuestras mascotas, el baño y la cocina.

Cocina y Baño, dos trampas mortales: En estos dos lugares, a parte de otros peligros, se concentran la mayoría de los productos que podrían resultar peligrosos como fármacos, limpiadores, jabones, detergentes, insecticidas…

Comida potencialmente nociva: Revisemos la habitación en la que vaya a permanecer nuestra mascota para asegurarnos de que no se lleve a la boca nada que pueda hacerlos daño.

Y por supuesto solo debe jugar en un lugar limpio libre de suciedad, polvo, basura…


RECUERDA: No le dejes solo cuando esté suelto porque el mínimo descuido puede ser fatal. Acomódale un lugar adecuado para él.

Novedad!

Secciones